Educación inclusiva y democracia

Se ha puesto de moda hablar de educación “inclusiva”. De hecho la próxima 48ava Reunión de la Oficina Internacional de Educación de UNESCO (Ginebra) se referirá al tema.

Hay muchos modos de referirse a la inclusión en educación. La manera más habitual de pensar el término ha sido mirarlo desde los excluidos de la escuela. Inicialmente el término "educación inclusiva" se usó para solicitar la integración a la escuela de quienes por limitaciones físicas o psicológicas estaban separados en escuelas especiales, después su uso se amplió a la demanda por la inclusión escolar de todos los descartados. Hoy se la usa para pensar la educación desde el derecho universal a la educación y el énfasis se ha puesto en las destrezas culturales que debe proveer la escuela. Así, la “inclusión” sería tener la oportunidad de desarrollar los procesos de pensamiento que permitan entender, convivir y desarrollarse en un mundo complejo; vale decir haber logrado adquirir los saberes que la escuela ofrece para poder participar en la sociedad.

Sin negar esta perspectiva, que subraya la importancia que la escuela asegure el acceso al saber en uso y aceptable en la sociedad, quisiera proponer una lectura de la inclusión educativa desde una óptica complementaria que parte de la pregunta ¿a dónde incluye o debe incluir la incorporación a la escuela?

Si miramos la escuela desde su función de “rito de pasaje”, el paso por la escuela -la inclusión en la escuela- debe poseer la virtualidad de incorporar a los niños y jóvenes a algo mayor que ella: a la sociedad. La escuela es camino para la sociedad. Para poder hacerlo la escuela debe tener las características que se quiere tenga la sociedad a la cual pretende incluir. Solo así los estudiantes al dejar el mundo privado de sus familias e ir a la escuela estarán acercándose al mundo social y público y preparándose para ser un sujeto activo y responsable en ella. ¿Debe tener la escuela, por tanto, todas las características de la sociedad? Esto, a todas luces, además de imposible sería indeseable. ¿Cuál debe ser entonces esta correspondencia entre la escuela y la sociedad a la cual ella debe incluir? Para definir cuáles son las características relevantes se puede volver a la función de los “ritos de pasaje”.

El rito de pasaje es en todas las sociedades una experiencia que permite a los jóvenes reinsertarse en su sociedad con un carácter y una función que no poseían antes. En nuestras sociedades democráticas la educación obligatoria, entendida como rito de pasaje, debe ser la experiencia social llamada a hacernos iguales en cuanto ciudadanos pese a nuestras diferencias. Iguales en derecho, iguales en ciudadanía. Iguales también en capacidad de respeto y tolerancia por las diferencias de los otros. E iguales, por supuesto, en capacidades para vivir, convivir y producir en esa sociedad.

La teoría democrática junto con pretender una comunidad política, constituida por ciudadanos iguales reconoce que la igualdad no es “natural” –nacemos con talentos distintos y en familias diferentes en dinero, educación- sino una creación histórica que es necesario enseñar y aprender. La educación democrática debe ser parte de esta creación. Debe ser un espacio donde todos los ciudadanos se encuentren y se reconozcan como iguales, donde la democracia sea experiencia educativa.  Ahora bien, para que esta experiencia de inclusión sea posible se requiere que las escuelas sean socialmente representativas de la sociedad y no segregadas. Si las escuelas se distribuyen a los estudiantes según su nivel socioeconómico y cultural o si la elite educa a sus hijos separados del resto de la sociedad, nuestras escuelas no podrán ser camino hacia una democracia incluyente.

Siendo esto así, pensada la educación como el camino para entrar en una sociedad de iguales, se requiere una experiencia educativa que ayude a reconocernos como iguales, que nos trate como iguales, que nos integre, nos cohesione y nos abra a la comunicación mutua, pese a nuestras diferencias de origen. Está es la educación inclusiva, porque incluyente, que necesitamos. En Chile tenemos lo opuesto. La segregación escolar confina a los estudiantes provenientes de distintos grupos sociales a tratar entre ellos; se les excluye de la convivencia con los diferentes; más aún ella enseña a mirarnos como distintos y distantes.

 

|

Comentarios

Valiosa  informacion  que  nos  sirve  para  nuestro  trabajo  el  tema  que   desarrollamos  es  Erradicacion  Progresiva  del  Trabajo  Infantil

Responder

no me gusto lo q dice esta informacion ok pongan cosas interesantes ooooooooooooooooooooooookkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Responder
Hey I know this is off topic but I was wondering if you knew of any widgets I could add to my blog that automatically tweet my newest twitter updates. I've been looking for a plug-in like this for quite some time and was hoping maybe you would have some experience with something like this. Please let me know if you run into anything. I truly enjoy reading your blog and I look forward to your new updates.
Responder
It's the best time to make some plans for the future and it's time to be happy. I have read this post and if I could I desire to suggest you some interesting things or suggestions. Maybe you could write next articles referring to this article. I want to read more things about it!
Responder
Why visitors still make use of to read news papers when in this technological globe everything is existing on web?
Responder
Incredible quest there. What happened after? Take care!
Responder
Loving the information on this website, you have done outstanding job on the posts.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar